Un casco bodeguero que debía, teóricamente, estar protegido en el PGOU de Jerez irá al suelo en breves fechas para acoger una ambiciosa promoción de 77 viviendas en la que podría entenderse como primera corona del centro de Jerez, a apenas unos pasos de la Real Escuela, La Victoria y Santiago. La promotora sevillana Grupo Q no para y su actividad se encuentra, visto lo visto, al nivel de los mejores tiempos de la edad dorada del pelotazo inmobiliario.

En Jerez, tras comenzar las obras de una nueva promoción de 60 viviendas sobre el suelo que ocupaba en el Paseo de las Delicias la antigua factoría de De Luque, la inmobiliaria ya comercializa Terrazas del Sol, la futura nueva esquina de calle Pizarro con avenida de Los Marianistas.

El antiguo casco bodeguero donde se levantará el residencial, hasta hace no mucho en venta por casi 2 millones de euros y que fue en su día propiedad de Zoilo Ruiz-Mateos SL, cuenta con una superficie de 4.880 metros cuadrados y se encuentra a unos diez minutos del centro. En esta calle, precisamente, ya cerró operaciones la promotora sevillana con la entonces Nueva Rumasa. Ruiz-Mateos se embolsó más de 20 millones en 2006, antes del crack inmobiliario, por la venta de cascos de bodega que también fueron demolidos y cuyos solares hoy albergan promociones residenciales.

Terrazas del Sol, que así se llama la promoción, será un edificio de 77 viviendas repartidas en pisos de 1, 2 y 3 dormitorios con amplias terrazas y plaza de garaje. Como novedad, la promoción contará con piscina infinity y solarium en la cubierta del edificio. “Situado en una de las mejores zonas de Jerez, a 10 minutos caminando del centro de la ciudad”, asegura el folleto de un nuevo residencial que ha comenzado a comercializarse hace apenas dos semanas.

Los precios de las viviendas van desde los 80.300 euros por pisos de un dormitorio hasta los 175.900 euros por viviendas de tres dormitorios. Hay pisos de hasta 120 metros cuadrados.

 

Fuente: La Voz del Sur